Un paseo por el Támesis

La ruta que te proponemos para incluir en tu viaje en familia abarca desde Borough Market y The Shard hasta el London Eye. Uno de los principales atractivos que tiene esta ruta es que podrás pasear tranquilamente por la ribera del río Támesis, observando la gran mayoría de los edificios más representativos de Londres tanto a uno como al otro lado del río, incluyendo algunos de los edificios más altos de la ciudad. Hacer tranquilamente esta ruta con niños te llevará un día completo.

The Shard (2013, 306 metros), es el edificio más alto de Londres. Como todo edificio más alto de una ciudad, tiene la obligación de incluir un mirador para poder observar la panorámica de toda la urbe. En este caso, se encuentra en las plantas 68, 69 y 72. Y en este caso, lo que distingue este mirador de otros es que puedes incluir en tu visita las atracciones de realidad virtual que tienen, incluyendo un tobogán que cae desde lo alto de la torre.

Por curiosidad, mientras estés por la zona, echa un vistazo a las alturas ya que, a pocos metros de la torre, se encuentra otro de los edificio más altos de Londres, Guy’s Tower (2015, 148 metros).

Desde allí puedes acercarte al Borough Market primero, un mercado que data del siglo XI, para disfrutar de los diferentes puestos de comida que te encontrarás y luego a la Catedral de Southwark, que presume de ser la catedral más antigua de Londres. Si te vas a acercar al mercado, consulta en su página web si todas las tiendas o solo una parte están abiertas (lo llaman full market days o limited market days).

Una vez dejes la Catedral de Southwark, te dirigirás a la ribera del río Támesis y tu primera parada la podrás hacer en el Shakespeare’s Globe, una réplica del teatro original, que se encontraba a unos 200 metros del actual. El Teatro original fue construido en 1599 y durante 14 se representaron las obras de William Shakespeare. Sufrió un incendio en 1612, pero esa no fue la causa de su cierre. En 1642 cayó en desuso y finalmente fue demolido en 1644.

A pocos metros, dejas a tu derecha el Puente del Milenio y entras en la Tate Modern, el museo de arte contemporáneo de Londres y uno de los más reconocidos del mundo, con pinturas de Dalí, Picasso, Miró y Matisse o de Pollock, Lichtenstein y Warhol.

Dependiendo del tiempo que le quieras dedicar al museo, podrás terminar tu jornada aquí o continuar tu paseo hasta el London Eye. Te llevará una media hora más.

Si sigues tu camino por la ribera, dejaras a tu izquierda la torre Oxo, uno de los edificios más emblemáticos del Támesis desde 1930. En la actualidad, alberga tiendas especializadas, galerías, estudios de diseño, restaurantes y cafeterías.

Al lado de Oxo Tower se encuentra el edificio Southbank Tower (2016, 150 metros), otro de los edificios más altos de Londres. Desde allí, puedes llegar hasta el London Eye, justo enfrente del Sea Life London, el acuario de Londres. El London Eye representa la segunda oportunidad en tu ruta para poder tener bonitas vistas panorámicas de la ciudad.

A lo largo de tu paseo, no dejes de fijarte también en muchos de los edificios que se encuentran en la ribera opuesta del río: La Torre de Londres, el Skyline de la City, la Catedral de St. Paul o el Palacio de Westminster, por citar los más clásicos o el Skyline de la City, con The Gherkin destacando entre todos ellos.

 

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑