Recomendaciones generales

Lo primero que debes tener en cuenta, como en todo viaje, son los lugares que requieren el pago de entrada y/o exigen aguardar largas colas si no has comprado la entrada previamente. De esta forma, podrás calcular si te sale a cuenta la London Pass, con la que podrás acceder a las diferentes atracciones y lugares de Londres. No olvides que la entrada a los principales museos es gratuita.

Si aún no has decidido la fecha para tu viaje en familia, entra en la página web de Open House London. Se trata de un programa que consiste en realizar una jornada de puertas abiertas en edificios representativos de Londres durante un fin de semana. Desde edificios históricos como Westminster Hall hasta rascacielos de la arquitectura contemporánea como The Gherkin, en la City, pasando por iglesias, mezquitas, sinagogas o la propia Catedral de San Pablo. Incluso la residencia del Primer Ministro en Downing Street está incluida. Como ves, se incluyen edificios, o zonas restringidas de los mismos, que normalmente no admiten visitas. El acceso a las entradas se realiza mediante diferentes fórmulas: sorteo público, pre-reserva o la clásica cola para entrar. Normalmente hay cupos (muy) limitados.

Tanto si decides adquirir la London Pass como si no, debes valorar igualmente la adquisición de la Visitor Oyster Card, que te permite acceder al autobús, metro, tranvía, DLR, London Overground, Tfl Rail y la mayoría de los servicios de National Rail en Londres. Ten en cuenta que la Visitor Oyster Card no la puedes comprar en Londres, por lo que si decides adquirirla, deberás encargarla por internet. Si compras la London Pass, tienes la opción de adquirir las dos tarjetas conjuntamente.

Sea cual sea la duración de tu viaje y teniendo en cuenta el coste del transporte, lo normal es que te salga a cuenta la Visitor Oyster Card. Además, si te quedas corto con el saldo, siempre puedes recargarla. En la página web de Transport For London encontrarás información en español.

A la hora de calcular el coste del transporte, considera por un lado que la entrada es gratuita para los menores de 11 años y por otro, el modo en que vayas a hacer el transporte al/desde el aeropuerto para incluir o no más zonas.

Para terminar con el transporte, visitar la página web y familiarizarte con los itinerarios te puede ser muy útil porque te puede permitir coger fácilmente los autobuses en lugar del metro, fundamental si viajas con niños pequeños ya que es frecuente encontrarte con estaciones que tienen muchas escaleras y no siempre mecánicas.

Como opciones de alojamiento, salvo que tengas un presupuesto muy holgado, deberás renunciar a las zonas más céntricas. No obstante, Londres está muy bien comunicado y podrás encontrar buenas opciones en zonas como Hammersmith, al oeste, o en Southwark, al sur del Támesis. Cadenas como Holiday Inn o Premier Inn suelen tener precios muy ajustados.

Si te gustan las compras, existe un centro comercial, Westfield London, que está un poco retirado pero que cierra mas tarde que los comercios del centro, lo que te permite aprovechar un poco más el día para ver cosas y terminar, despues de tus compras, cenando en alguno de los restaurantes que hay en el centro. 

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑