Hyde Park, Mayfair y Carnaby

La ruta que te proponemos te puede llevar un día entero. Con niños, es preferible hacerla por la mañana y, si es posible, en un día laborable. Debido a las aglomeraciones en la zona comercial, hacer esta ruta un sábado por la tarde es del todo desaconsejable para ellos.

Si eres madrugador, la primera hora de la mañana la puedes aprovechar para dar un paseo por Hyde Park, uno de los parques más emblemáticos de Londres. La ruta que te proponemos no deja de ser una ruta sugerida y te puedes perder por cualquiera de los senderos hasta llegar al lago central. Solo hemos incluido, por si tienes curiosidad, el quiosco de música, construido en 1869, por tratarse del más antiguo del Reino Unido. En tu paseo, seguramente te encuentres con multitud de ardillas así como con cisnes en el lago. Siempre puedes terminar en el conocido Preacher’s Corner y hacerte una foto en Marble Arch.

A partir de aquí, tienes que preparar la tarjeta de crédito porque entras en la zona más comercial y concurrida de Londres. A lo largo de Oxford Street te encontrarás con tiendas de prácticamente todas las marcas conocidas, así como con varios centros comerciales a la izquierda de la calle. Una vez que llegues a Oxford Circus, a tu izquierda te encuentras Regent Street, una calle más monumental y más atractiva que la anterior.

Una parada obligatoria, si viajas con niños, la tienes que hacer en la tienda de Hamleys, que se encuentra en Regent Street desde 1881. Un centro comercial dedicado exclusivamente a juguetes de todo tipo. Una vez hayas entrado, te arrepentirás de haberlo hecho, pero tus hijos disfrutarán como enanos.

Cuando salgas de Hamleys, puedes acercarte a una de las calles comerciales más emblemáticas de Londres, Carnaby Street. Si no se te ha hecho muy tarde, puedes comer en cualquiera de los restaurantes que puedes encontrar en Kingly Court. En el mapa que aparece, lo atraviesas para llegar a Carnaby Street. Una opción recomendable puede ser Pizza Pilgrims, una franquicia que podrás encontrar en otros lugares de Londres.

Carnaby Street fue cuna del movimiento Swinging London, término con lo que se conoce a la moda y estilo cultural que floreció en Londres en los años sesenta, y lugar de referencia para Mods, Skinheads, Punks, Góticos y Nuevos Románticos en el West End. En la esquina con Broadwick Street verás un mural realizado en 1991 para homenajear los lugares y personajes más representativos del Soho londinense. Enfrente del mural hay una placa donde te identifican los personajes que aparecen en el mismo.

La siguiente parada es Picadilly, una calle menos comercial, en la que se encuentra Fortnum & Mason. Decir que es una tienda de comida y regalos con un restaurante es quedarse muy corto ya que es uno de los centros comerciales más refinados que hay en Londres. Es perfecta para llevarle un regalo a alguien y, aunque no compres nada, sigue mereciendo la pena que pases. Desde allí, te puedes acercar a Burlington Arcade, una galería comercial cubierta, construida en 1819. Saliendo de la galería, a la derecha, llegas hasta Savile Row, donde se encuentran los sastres más prestigiosos de la ciudad. Cuando salgas de Savile Row puedes dar un paseo hasta Old Bond Street, con las marcas más exclusivas para volver a Picadilly y atravesar Picadilly Arcade hasta Jermyn Street, una calle donde podrás encontrar todo tipo de accesorios para caballero: zapatos, corbatas, camisas, gemelos, accesorios para el afeitado. Una delicia para el padre de familia. Tu última parada, muy cerca de Picadilly Arcade puede ser también el Hotel Ritz, abierto en 1906.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑