De Kensington Gardens al Barrio de Chelsea

Esta ruta hará las delicias de toda la familia y no puedes dejar de incluirla en tu viaje familiar. La ruta arranca en el Palacio de Kensington, pasa por Knightsbridge con sus museos y Harrods y termina en Chelsea. Si incluyes Chelsea, la ruta te puede llevar un día completo. Si no, si termina en Harrods, te puede llevar medio día.

El Palacio de Kensington, un edificio de ladrillo rojo que forma parte de la red Historic Royal Palaces, es conocido por haber sido residencia de diferentes miembros de la familia real británica.

Desde allí, puedes continuar a través del lago hasta llegar al monumento Albert Memorial, que conmemora la muerte del príncipe Alberto por fiebre tifoidea en 1861. Justo enfrente, te encontrarás con el Royal Albert Hall, una sala de conciertos inaugurada en 1871, en pleno barrio de Knightsbridge.

El punto fuerte de la ruta para disfrutar con los más pequeños lo encuentras en el Museo de Ciencias y el Museo de Historia Natural, contiguos y de entrada gratuita ambos. En el otoño y durante la Navidad, también te podrás encontrar con una pista de patinaje sobre hielo justo al lado.

Calcula un par de horas en cada uno de ellos. En el museo de Ciencias no solo tendrás la oportunidad de visitar las exposiciones permanentes, de las que te recomendamos la relacionada con la historia de la aviación y la conquista del espacio, sino que también podrás jugar con las múltiples atracciones interactivas o entrar en alguna de los simuladores que tienen distribuidos. El acceso a estos últimos requiere el pago de una entrada. También dispone de un cine IMAX.

En el Museo de Historia Natural se divide en cuatro zonas temáticas diferenciadas por colores: azul, verde, rojo y naranja. Si no dispones de mucho tiempo, no dejes de visitar la zona azul, dedicada a los dinosaurios, reptiles y anfibios, peces y animales marinos y mamíferos. Será difícil que la ballena expuesta te pase desapercibida. El museo dispone de una app, donde podrás encontrar mapas y sugerencias de rutas en español. En Navidad montan una pista de patinaje al lado del museo.

Una vez que los pequeños y los mayores hayan disfrutado de los museos, podrás acercarte hasta Harrods, el centro comercial más icónico de Londres (especialmente bonito al atardecer cuando todas las luces de la fachada están encendidas), para terminar dando un paseo por King’s Road y conocer un poquito del barrio de Chelsea, una de las zonas más exclusivas de la capital. Si tienes pensado ir en primavera, puedes aprovechar para ir en las fechas en las que se celebra el Chelsea Flower Show, organizado por la Royal Horticultural Society. La exposición se celebra en los terrenos del hospital y las entradas se suelen agotar pronto. Pero siempre puedes disfrutar del ambiente, ya que algunos establecimientos del barrio engalanan con flores durante esos días, o terminar tu ruta en Chelsea Physic Garden, jardín botánico fundado en 1673. En este caso, a la hora de planificar tu visita, deberás tener en cuenta que cierra muy pronto.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: