Las Highlands: Cairgorms National Park

Otro lugar que merece la pena visitar con la familia son los Cairgorms, el parque nacional más grande del Reino Unido. El viaje empieza en Aviemore por lo que, salvo que decidas alojarte en la zona, debes añadir el tiempo de recorrido desde tu lugar de partida.

Desde allí vas a llegar a Glenmore y al lago Morlich. Puedes empezar haciendo una visita a una granja de renos, que se encarga de cuidarlos en las mismas montañas y que a los niños, si les gustan los animales, les va a encantar.

Al lado, está el centro de visitantes de Glenmore por lo que puedes aparcar allí e ir dando un paseo. También se puede picar algo allí.

Al terminar, muy cerca de allí -de hecho se pasa por ese lugar para llegar al centro de visitantes de Glenmore-, puedes hacer una parada en el aparcamiento que hay al lado del lago Morlich para hacer una ruta circular alrededor del mismo. Se tarda en hacer la ruta completa más o menos 2 horas y, si la inicias desde ese aparcamiento, tienes que bordear el rio, atraviesas el puente y bordeas el lago dando un paseo. Pasarás al final por una playa, donde encontrarás un bar para poder tomar un refrigerio.

Si tienes tiempo, en la página web de Strathspey Railway se anuncia el tren de vapor que une Aviemore y Bloomhill.

Al sur del Parque Nacional de Cairgorms, una parada muy interesante, pero retirada de Glenmore, está Killiecrankie, una ruta muy pintoresca, que inicias en el centro de visitantes. Puedes parar para ver el Soldier’s Leap, cuya historia viene explicada en la propia ruta

Justo al lado, se encuentra la Destilería de Blair Athol, por si quieres hacer una parada. Las visitas empiezan a las 11.00, pero conviene confirmar antes ya que dependen de la disponibilidad. Ambas opciones pueden ser factibles en tu bajada hacia Edimburgo desde las Highlands.

Puedes considerar visitar alguno de estos lugares en tu viaje entre las Highlands y Edimburgo. Tu familia te lo agradecerá.


Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑