Las Highlands: bordeando el Lago Ness.

 

El punto inicial de la etapa es Fort Augustus, al sur del lago Ness. En este pequeño pueblo, al pie del canal de Caledonia, encontrarás diferentes posibilidades de alojamiento, una de los cuales es el Highland Club, una antigua abadía reconvertida, que ofrece diferentes posibilidades en diferentes rangos de precios.

Esta etapa te puede ocupar todo un día. Desde Fort Augustus, sales hacia el pequeño pueblo de Invermoriston. Al cruzar el río Moriston y justo antes de llegar al pueblo, hay un pequeño aparcamiento a la derecha, donde merece la pena hacer una pequeña parada para ver el río y el antiguo puente que lo cruza.

A continuación, se puede aprovechar para visitar el castillo medieval de Urqhart, que a pesar de estar en ruinas, merece la pena conocer. El aparcamiento es muy pequeño y se llena pronto por lo que conviene ir con tiempo. Se puede entrar con la tarjeta Explorer Pass. Después, se puede dar un paseo por Urqhart Bay Woods

Es una pequeña ruta sin dificultad, idónea para ir con niños, que atraviesa un pequeño bosque en las orillas del lago Ness. Sólo en épocas muy secas se puede llegar hasta el lago porque hay que atravesar un río y ya no existe el puente que lo cruzaba. Aun así, no suele haber mucha gente y la familia puede disfrutar del paseo.

De camino hacia el norte, se llega a Inverness. Puedes aprovechar para comer algo rápido y dar una pequeña vuelta por la ciudad, si no llueve. En Inverness, la compañía City Sightseeing ofrece un servicio de bus turístico que puede ser interesante con niños pequeños.

Después, puedes aprovechar para realizar una visita al campo de batalla de Culloden, donde existe un centro de visitantes donde se recrea cómo tuvo lugar y se da acceso al propio campo. Existe un cine 360º pero contiene imágenes que pudieran considerarse no apropiadas para niños muy pequeños. A la entrada, hay una tienda y un pequeño stand donde los niños se pueden disfrazar con vestidos de época para hacerse una foto. Admiten la tarjeta de National Trust for Scotland.

Si dispones de tiempo, puedes aprovechar para visitar Fort George, construido después de la batalla de Culloden. Se puede entrar con la tarjeta Explorer Pass.

La vuelta a Fort Augustus la puedes realizar por el lado oriental del lago, coincidiendo con el atardecer. Puedes bajar a las cataratas de Foyers, donde existen rutas con diferentes grados de dificultad, si bien la primera de ellas es relativamente sencilla si se va con niños pequeños. Por el contrario, si prefieres pasar la noche en Inverness, puedes desde allí programar otra jornada, por ejemplo, en Cairngorms, que es el parque nacional más extenso de Gran Bretaña.

Puedes terminar la etapa en Inverness o en Fort Augustus. En este último caso, al lado de la gasolinera, existe un pequeño restaurante de comida para llevar, el Monster Fish and Chips Co., donde te puedes imaginar cuál es su especialidad. Las esclusas del canal de Caledonia están muy cerca por lo que, con un poco de suerte, se pueden ver los barcos navegando por ellas.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑