Recomendaciones generales

Varias cosas debes tener en cuenta antes de abordar la próxima escapada a la Selva Negra.

En primer lugar echa un vistazo a la página de la SchwarzwaldCard (hay un folleto en inglés), una tarjeta que te permite acceder a multitud de lugares, atracciones, piscinas, balnearios, funiculares o restaurantes. Entra para conocer las características y comparar los precios en función de los lugares que quieras visitar. Se puede comprar cuando accedas al primero de ellos y también on line.

La opción para familias es válida para dos adultos y un máximo de tres niños y es gratis para los menores de 3 años, aunque también puedes comprarlas individualmente por persona. La tarjeta es válida para tres días y no es necesario que sean consecutivos. Tiene la opción de incluir la entrada a uno de los parques de atracciones más grande de Alemania, Europa Park, durante uno de esos días.

Otra opción es la Hochschwarzwald Card, una tarjeta turística gratuita que puedes obtener por alojarte más de dos noches en alguno de los establecimientos adheridos al sistemas que aparecen referenciados en la propia página y que te permite acceder a una serie de atracciones sin coste. La pega es que la información aparece sólo en alemán.

En Segundo lugar, debes plantearte si vas a hacer una visita corta a la Selva Negra o una jornada más larga intercalando días de descanso con dos o tres días de excursiones.

En el primer caso, te recomiendo que busques un hotel por la zona de Freudenstadt. No es tan conocido como Friburgo pero está muy bien situado para desplazarte en un día a Baden Baden, Friburgo, Stuttgart o incluso Estrasburgo.

En el segundo caso, te recomiendo que busques algo por el sur de la Selva Negra como, por ejemplo Titisee o el monte Feldberg, y desde allí planear dos o tres días de excursiones. En ambos casos, la SchwarzwaldCard te puede venir bien.

En cualquier caso, te dejamos la referencia del Hotel Ibis Style de Nagold que, aunque retirado, tiene una relación calidad precio muy buena y una sauna con vistas a todo el pueblo en la planta de arriba que merece mucho la pena.

En tercer lugar, valora si vas a coger el coche o te vas a mover en transporte público. En este último caso, debes tener en cuenta la Konus Gästekarte, una tarjeta de transporte que te permite moverte de forma gratuita en autobús o tren dentro del perímetro de la Selva Negra durante el tiempo que dure tu estancia. Recuerda que el transporte de mascotas y bicicletas no está incluido. En la página web (en inglés) tienes información sobre cómo conseguirla, así como qué localidades y qué compañías de transporte están adheridas. En cualquier caso, consulta con tu hotel antes de ir para evitar sorpresas.

Salvo que forme parte de un viaje más largo, los dos aeropuertos por los que puedes llegar a la Selva Negra son el de Stuttgart o el EuroAirport, el aeropuerto internacional de Basilea-Mulhouse-Friburgo, que da servicio a la zona de frontera entre Francia, Alemania y Suiza.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑