De Triberg al Monte Feldberg

Actualizado a octubre de 2017

La ruta que discurre entre Triberg y el Monte Feldberg, te puede llevar un día completo y seguro va a gustar a todos los miembros de la familia ya que si hace buen tiempo, la excursión por las cataratas de Triberg o por el Lago Titisee puede ser realmente agradable.

La ruta comienza en el aparcamiento (1) que hay cerca de las cataratas de Triberg (2), un paseo ascendente por las que se dice que són las cataratas más altas de la Selva Negra, muy asequible para los más pequeños de la familia. Son varios saltos de agua a lo largo del recorrido. Justo al lado del aparcamiento se encuentra la entrada a las cataratas. No hay mucho espacio así que procura llegar pronto.

Antes o después de las cataratas, puedes acercarte andando al Museo de la Selva Negra (3), que está al lado de la entrada a las cataratas, donde podrás encontrar respuestas sobre el origen de muchas de las tradiciones de la Selva Negra.

También puedes desplazarte en coche a una tienda típica de relojes de cuco de madera (4), donde prodrás ver, en el exterior, un reloj de cuco gigante (dicen que el más grande). Hay un aparcamiento justo al lado (5). Si la agenda del día va apretada, es prescindible. Pero para que te hagas una idea de las dimensiones, la longitud del cuco es de 4,50 metros y su peso de 150 kg; el péndulo mide 8 metros y pesa 100 kg y el peso total del mecanismo es de 6 toneladas. En su página web (menú “about us”) encontrarás información de los horarios y el precio de las entradas por si quieres ver el interior del mecanismo. Si solo quieres ver al cuco, basta con que esperes fuera a que llegue la hora.

De ahí puedes bajar al lago Titisee, el lago de origen glaciar más grande de la Selva Negra y una de las zonas más turísticas de la zona. Te dejamos la referencia de dos aparcamientos, uno (6) al lado de la Oficina de Turismo y otro (7) al lado de la estación de tren. Desde cualquiera de ellos podrás acceder facilmente a la calle peatonal que discurre por la orilla del lago, la Seestrasse (8).  Asimismo te dejamos la referencia de la empresa (9) que ofrece paseos en barco por el lago y la del siempre socorrido trenecito turístico.

Otra opción, si hace mal tiempo, es pasar el día en Badeparadies, el parque acuático cubierto (10) que se encuentra muy cerca del lago. No deja de resultar curioso ver plameras en la Selva Negra. El parque acuático tiene diferentes zonas para todos los miembros de la familia. La mayoría de toboganes se pueden utilizar a partir de los 7 años, pero también los hay para menores de esa edad. Hay determinadas áreas a las que solo pueden entrar los mayores de 16 años. Tienen determinadas reglas sobre los tipos de bañadores que se pueden utilizar, pero el parque tiene una tienda para que puedas comprarlos. También puedes alquilar las toallas. Tienen tarifas especiales para familias determinados días de la semana. Por último, ten en cuenta que no puedes llevar comida pero sí tienen restaurantes para que puedas comer allí.

Puedes terminar el día en el Monte Feldberg (11) que, con una altura de 1.493 metros, es la cima más alta de la Selva Negra. La cima no tiene mucho interés, salvo en invierno para los amantes del esquí, pero desde ella puedes tener una de las mejores vistas panorámicas de Alemania. En días claros puedes llegar a ver hasta los Alpes Bávaros. Solo te recomendamos que llegues hasta aquí si (a) te vas a alojar al final de tu jornada en el hotel Feldberger Hof, un hotel muy familiar, con una piscina cubierta y toboganes de agua, adherido al programa de la Hochschwarzwald Card y a la Konus Card o (b) si llegas pronto y hace un día claro como para ver las vistas desde la cima del monte Feldberg. De lo contrario te puedes encontrar los remontes cerrados o, si el día está nublado o ha atardecido,  las vistas desde la cima no merezcan la pena.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑