Solvang

Solvang es una ciudad fundada en 1911 por tres inmigrantes de Dinamarca para atraer a la población danesa establecida en los Estados Unidos. La ciudad se desarrolló en los años 40 y 50 con la arquitectura típica de su país de origen para atraer a los turistas y lo consiguió. El resultado es un pueblo de cuento que hará las delicias de toda la familia si viajas por California.

Si has optado por incluir Solvang en tu ruta, puedes aprovechar a hacer alguna parada en la carretera desde Santa Bárbara para poder contemplar alguna panorámica. En el mapa hemos incluido una, donde, si el día se levanta con niebla, podrás admirar cómo ésta se extiende a lo largo del valle a la vez que está amaneciendo.

Ya en Solvang, puedes empezar el día desayunando en la pastelería Mortensen´s o probar los típicos “aebleskiver” en el Restaurante Solvang, muy concurrido por las mañanas. Después, puedes dar un paseo por la ciudad para entrar en la multitud de pequeñas tiendas encantadoras que encontrarás; parar en los molinos de viento, la fuente de La Sirenita, el pequeño museo de Hans Christian Andersen y terminar en la Misión de Santa Inés. Se trata de una las misiones que construyó la Orden de los Franciscanos. La misión fue fundada en 1804 en honor de Santa Inés. Aunque la entrada a los museos requiere el pago de entrada, la de la iglesia es gratuita. De hecho, siguen oficiando misas católicas.

Si eres un aficionado al motociclismo, podrás desviarte al museo que hay un poco más debajo de la Misión. Encontrarás una selección de motocicletas “vintage” europeas, japonesas y americanas desde 1900 hasta ahora.

Si eres un amante del vino, igualmente puedes entrar en alguna de las tiendas que hay en el pueblo o, desde allí, coger la carretera que va hacia Los Olivos y aprovechar para subir al valle de Santa Ynez, una zona de viñedos de California.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑