El Valle y Glacier Point

Yosemite Valley es la parte mas visitada del Parque Nacional de Yosemite. Sus cataratas, sus senderos fáciles de seguir para los niños lo convierten en un destino ideal para tu viaje en familia por California.

Si sólo dispones de un día para ver el valle, te recomendamos la ruta del Mist Trail, que comienza en la parada nº 16 del autobús. Se trata de una ruta ascendente que, en función de la edad de los niños y de su capacidad, os puede llevar a diferentes puntos: el puente que atraviesa el río Merced para divisar las cataratas de Vernal de lejos (2,3 km de distancia y un desnivel de 120 metros); la parte alta de las cataratas de Vernal (4,8 km de distancia y un desnivel de 300 metros) o las cataratas de Nevada (11,3 km de distancia y un desnivel de 580 metros). Sin llegar a subir a la parte alta de las cataratas de Vernal, la ruta te puede llevar tranquilamente entre dos y tres horas. Yendo con niños, nuestra opción recomendada es llegar a la parte baja de las cataratas. Esto te permitirá tener más tiempo para el resto del valle.

Si has llegado pronto, después del paseo puedes parar a comer. De la parada nº 16 del autobús vas a la nº 20 para comer, en cualquiera de los restaurantes del hotel Half Dome -Pizza Patio o Meadow Grill-, pizzas o hamburguesas al aire libre en las terrazas que tienen habilitadas para ello. Al lado, puedes encontrar unos baños.

De la parada nº 20 puedes ir a la parada nº 5 para ver el centro de visitantes, en los que tienen toda la información sobre la historia natural y humana del parque y, de ahí, a la parada nº 6 para ver las cataratas bajas de Yosemite ya que para las altas necesitas entre seis y ocho horas. Se trata de una ruta entre sombras de aproximadamente 20 minutos donde recorres 1,8 km en llano. De vuelta, en la parada nº 8 puedes parar a beber algo y de ahí ir a por el coche o, si tienes tiempo y fuerzas, acercarte al puente que atraviesa el río Merced para volver a observar el valle.

En tu salida del parque, puedes parar con el coche a ver el Capitán y subir a Glacier Point. Entre mayo y septiembre, si los aparcamientos están llenos, tendrás que dejar el coche en Badger Pass (la estación de esquí que hay de camino) y subir en un autobús gratuito que pasa cada 20 minutos hasta Glacier Point. 

El autobús para en Sentinel Dome, Taft Point Trailhead, Washburn Point y, finalmente, Glacier Point. El autobús también hace paradas en otros puntos bajo petición, pero infórmate en su página web. Desde Glacier Point podrás ver el Half Dome así como las cataratas de Nevada, Vernal y Yosemite, además de las preciosas vistas del valle.

De vuelta, puedes parar en Tunnel View para coger buenas fotos del Capitan al atardecer y, si te queda tiempo y fuerzas, terminar en las cataratas Bridaveil, una ruta sencilla de menos de 1 km que recorrerás en 20 minutos.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑