El Parque Nacional de Joshua Tree

El Parque Nacional de Joshua Tree es conocido por la impresionante cantidad de árboles que dan nombre al parque. Fundado en 1936, en él confluyen dos ecosistemas desérticos: el de Mojave y el de Colorado. Encontrarás fauna salvaje a cada paso que des, sobre todo pequeños reptiles y roedores. Pero la combinación de los arboles con las rocas esculpidas por la lluvia y el viento construye un paisaje que parece de otro planeta y hace que merezca la pena que vengas a verlo.

El Parque cobra entrada para acceder. Si tienes pensado visitar otros parques, valora la posibilidad de comprar el pase anual no sólo por el ahorro de coste sino también porque te evitarás las colas de entrada. Si vas a ir a más de dos parques ya habrás amortizado el coste. Sólo en California, hay más de treinta.

El itinerario que recomendamos empieza en el aparcamiento de Hidden Valley (1) y pasa por Cap Rock (2). En todas las paradas tienes la posibilidad de hacer itinerarios pero, si hace calor y los niños son pequeños, el itinerario de Cap Rock es muy fácil de hacer.

Si no hace calor y los hijos son mayores, puedes valorar atreverte con el sendero de Lost Horse Mine (3), que es un itinerario mucho más exigente de unos 6,5 kilómetros y que te puede llevar unas 4 horas completar. La mina se encuentra a unos 1.600 metros de altitud y el sendero puede tener un desnivel de uns 150 metros. Pero te podrá permitir ver una antigua mina de oro abandonada, que estuvo operando entre 1894 y 1931. Parte de la mina ha desaparecido. Los pozos  son peligrosos y las estructuras  se dañan fácilmente por lo que la zona no es muy segura.

Una vez que hayas dejado el coche, si es verano, no te olvides una gorra, protección solar y, sobre todo, mucha hidratación. Desde la mina existe un sendero hasta la cima de la montaña.

La ruta continúa con el mirador Keys View (4) para ver Palm Springs, el valle de Coachella y Salton Sea, ubicado en un punto de los Estados Unidos que, al igual que Death Valley, se encuentra por debajo del nivel del mar, en este caso a 69 metros.

Puedes parar también en Skull Rock (5) por la curiosidad de ver una roca con forma de calavera y terminar en “Cholla Cactus Garden” (6). Es cierto que te desvías un poco para ver el jardín de cactus, pero merece la pena hacerlo. Existe allí un itinerario, que no llega a 400 metros, muy suave, recomendable, con una guía explicativa que coges al empezar.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑