Brooklyn Heights y Prospect Park

Actualizado a noviembre de 2017

Si dispones de una semana para conocer Nueva York merece la pena que conozcas Brooklyn. La ruta que te proponemos puede llevarte medio día,salvo que quieras asistir a una ceremonia de The Brooklyn Tabernacle y/o cruzar el Río Hudson, en cuyo caso bien te puede llevar un día completo. En ese caso puedes aprovechar para hacer algunas compras en Fulton Street.

La ruta comienza en la parada de metro de Parkside Av (Linea Q) (1), desde donde podrás acceder fácilmente a Prospect Park. A lo largo del parque hemos incluido una serie de puntos de referencia, pero puedes recorrerlo a tu aire. Te proponemos comenzar en el Centro LeFrak (2), que organizan actividades de patinaje, botes en el lago, etc. y resulta perfecto para comenzar la jornada con los niños. Desde el centro, puedes acercarte al embarcadero, una de las imágenes más conocidas del parque (3), y pasar por el parque de juegos de Lincoln Road (4) o por el Tiovivo (5).

Desde allí puedes dirigirte al Zoo del parque (7), más barato que el que se encuentra en Central Park, pasando por la Casa Lefferts (6), una granja construida por una familia de origen holandés del siglo XVIII, que ahora sirve de museo.

Continuando tu recorrido por el parque, te puedes dirigir a la salida que se encuentra en Grand Army Plaza (8). En el centro de la plaza, concebida para ser la entrada principal al museo, se encuentra el Arco de los Soldados y de los Marineros así como la fuente Bailey. Todo el conjunto, de inspiración muy europea, fue construido a finales del S. XIX.

Dependiendo de tu tiempo y tus intereses, a tu izquierda dejarás el Museo de Brooklyn (9), la Biblioteca Pública de Brooklyn (10) y el Jardín Botánico (11) Consulta la página web porque en determinados días y horas el acceso a este último puede ser gratuito.

Desde Grand Army Plaza salen dos líneas de metro hacia Clark Street (líneas 2 y 3) (12) pero ten en cuenta que los fines de semana los itinerarios y paradas pueden ser modificadas o incluso suprimidas.

Desde la estación de Clark Street (13), podrás iniciar tu ruta por Brooklyn Heights, que no te debería llevar más de una hora. La primera parada la puedes hacer en Plymouth Church (14), fundada en 1857. En el jardín se encuentra una estatua de Henry Ward Beecher, su fundador, que luchó activamente contra la esclavitud, siendo su iglesia una de los principales centros del Movimiento Abolicionista.

Desde la iglesia te puedes acercar caminando a Middagh Street (15), donde se encuentran algunas de las casas más antiguas de la zona, de primeros del siglo XIX. Puedes seguir bajando Willow Street  hasta llegar al Brooklyn Heights Promenade (16), donde podrás obtener una vista magnifica del Skyline del sur de Manhattan, del Puente de Brooklyn y de la Estatua de la Libertad.

Saliendo del Brooklyn Heights Promenade, encontrarás una bandera y una placa que conmemora la existencia de Four Chimneys (17), la casa que utilizó George Washington para la batalla de Long Island, una de las primeras batallas que se celebraron durante la guerra de la independencia.

Continúa por Montague Street, donde se encuentra la primera tienda de Häagen Dazs construida en 1976 (18). En el cruce con Clinton Street, encuentras el edificio de People’s Trust (1904) (19), Brooklyn Trust Company (1915) (20), Franklin Trust (1891) (21) y la Iglesia de St. Ann’s (22), de estilo neogótico.

Termina la ruta en el Brooklyn Borough Hall (23), que fue el ayuntamiento de Brooklyn hasta que se unió con Nueva York en 1898. Desde el antiguo ayuntamiento, te podrás acercar a la plaza de Metrotech, donde encontrarás un jardín de Reedwoods en miniatura (24), o a Fulton Street (25), donde se concentran muchas tiendas de las marcas más conocidas.

Al lado de Fulton Street, en Smith Street, se encuentra The Brooklyn Tabernacle (26), una congregación religiosa no adscrita a ninguna iglesia. En sus celebraciones dominicales, incluye, al principio, una hora de excelente música a través de un coro formado por más de 80 personas. La entrada es gratuita.

Si piensas asistir a alguna de las ceremonias del coro, plantéate hacer la ruta al revés, ya que las ceremonias suelen celebrarse por la mañana .

Finalmente, puedes terminar tu ruta dando un paseo para atravesar el Puente de Brooklyn  (27) hasta Manhattan. Construido a finales del siglo XIX constituye, con sus torres de granito y sus cables de acero, uno de los iconos de Nueva York a la vez que sirve para tránsito masivo de peatones, bicis, coches y trenes que entran o salen de Manhattan.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑