Desde Las Negras hasta San José

En el mismo centro del Parque Natural, podrás seguir tu viaje recorriendo muchos rincones muy apetecibles para perderte. Comienzas en Las Negras, un pequeño (cada vez menos) pueblo blanco, donde podrás aprovechar para comer algo en el restaurante La Palma o tomar algo en La Bodegiya.

La siguiente parada puede ser el playazo de Rodalquilar, donde toda la familia podrá disfrutar del “snorkel”, dar un paseo por los acantilados que quedan en la parte norte de la playa o relajarse en la enorme orilla. Muy cerca del playazo, se encuentra el Hotel de Naturaleza, que podrás considerar como opción de alojamiento, pero si tienes más de un niño, consulta primero.

Dejando atrás Rodalquilar, camino hacia el sur, pasarás por el mirador de la Amatista. La siguiente parada de tu viaje la podrás hacer en La Isleta del Moro, donde podrás probar la caldereta de pescado, acercarte al peñón o darte un baño en la playa.

El punto final lo pone San José, el pueblo más grande, en el que las opciones de restauración y alojamiento se multiplican. En cuanto a la comida, existen varias opciones a considerar: pueden ser el Bistró de la plaza, para comer una pizza a buen precio, el restaurante Casa Miguel, o la terraza del hotel Doña Pakyta, con una carta más amplia, pero más cara, aunque las vistas por sí solas ya tienen un precio.

En cuanto al alojamiento, puedes probar el Vistamar, que, aunque retirado de la playa de San José, te queda muy cerca para acceder a las playas de Mónsul y de Los Genoveses, que pueden poner punto final a tu viaje.

Ambas playas se encuentran en medio de la naturaleza y bien merece la pena dedicarles a cada una de ellas un día entero para poder saborearlas y disfrutarlas con toda la familia debidamente. Date una vuelta con los niños para explorar todos los rincones y encontrar todo tipo de bichos. Coge las gafas de bucear y ponte a contemplar los peces sin tener que alejarte mucho de la orilla. Como decía, la playa de Mónsul es una de las más indicadas para ellos. También tienes opciones nudistas cerca de allí. Llévate todo lo que necesites porque, una vez estés allí, puede que no quieras salir nunca.

Recuerda que el acceso a las playas es más restringido en verano. Por ahora, fuera de temporada, puedes acceder en coche a las mismas. Desde 2010, de junio a septiembre, se instala una barrera en el acceso al camino que conduce a las playas cuando los aparcamientos ya están llenos y sólo podrás acceder a las mismas caminando, en bicicleta o en transporte público. En cualquier caso, entérate antes de planificar tu viaje.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑