Hallstatt

Los primeros vestigios de vida y actividad en la zona donde se ubica esta archiconocida ciudad se remontan al Neolítico. Siempre gracias a la producción de la sal, Hallstatt se convierte en el siglo XIV en una ciudad muy importante desde el punto de vista económico, pero ya en época de los romanos era considerada como una zona muy rica. En muchos pasos de montaña de los Alpes, hay vestigios del comercio de la sal desde épocas muy antiguas. En la actualidad sigue habiendo un oleoducto de salmuera que conecta la mina de sal, aún en explotación, con la central de producción de sal en Ebensee, y que puedes ver si sales de Hallstatt por la carretera en dirección norte.

Pero la producción de sal, aun siendo importante, ha dejado de ser el motor de la economía del pueblo. El turismo ha tomado el testigo ya que sin duda es una de las ciudades más bonitas y pintorescas de Austria. Y es cierto que lo es, no sólo por su emplazamiento al borde del lago, sino también por las intrincadas callejuelas y las coloridas casas que literalmente trepan a lo alto de la montaña. Todo en el pueblo tiene mucho encanto y más lo debe de tener si lo visitas el 8 de agosto, día en el que se lanzan fuegos artificiales desde el lago, siguiendo una tradición que data de 1875.

Hallstatt viajar con niños_00011

Al entrar, encuentras un cartel que reza “Hallstatt no es un museo. Por favor, muestre respeto a las personas que viven aquí durante su visita”. Basta con que des los primeros pasos para darte cuenta de la cantidad de gente que, todos los días, visita la ciudad, mayoritariamente de nacionalidad china. No en vano, desde 2012, la propia ciudad tiene su propia réplica en la provincia china de Cantón. El mejor momento para visitarla es la primera hora del día o la última de la tarde, si bien a esta hora todos los comercios estarán cerrados.

La visita a Hallstatt la puedes realizar en un día, pero la hemos dividido la ruta en dos etapas: las minas de sal y la ciudad propiamente dicha.

Si cuentas con más tiempo, puedes ampliar tu visita en Obertraun por si te quieres dar un chapuzón, comer algo en un ambiente más relajado a la orilla del lago o si quieres subir a las cuevas de hielo de Dachstein Rieseneishöhle.

La ruta comienza en el aparcamiento P1 (1), más cerca del pueblo y del funicular que te sube a la mina de sal. A partir de ese momento, deberás decidir si visitas primero el pueblo y luego la mina o viceversa. Existe otro aparcamiento, pero está más retirado (2). En cualquier caso, no demores mucho tu llegada a esta localidad porque te encontrarás con serios problemas para aparcar, así que ármate de paciencia

Salz Welten, Glück Auf!

Salz Welten o los Mundos de la Sal comprenden tres minas de sal que se ubican en las localidades de Hallein, Altausee y Hallstatt. De ellas, se dice que la mina de Hallstat, a 832 metros sobre el nivel del mar, es la más antigua del mundo y, en cualquier caso, la más grande de las tres.

En la estación base del funicular (3), encontrarás una tienda y las taquillas. La tienda la puedes dejar para la vuelta y en las taquillas puedes aprovechar para comprar también el acceso a la mina. El funicular te deja a los pies de un ascensor que te lleva a la pasarela que conecta con la Rudolfsturm, y con el sendero ascendente que te lleva a la mina.

Hallstatt viajar con niños_00003

Si decides comenzar por la Rudolfsturm, aprovecha para contemplar las vistas del lago desde la terraza panorámica (4), a los pies de la torre, un edificio cuya construcción data del siglo XIII y que se destinaba a la vivienda del inspector general de la mina. En su interior hay una exposición sobre uno de esos inspectores, Johann Georg Ramsauer, quien descubrió los yacimientos arqueológicos de Hallstatt.

Hallstatt viajar con niños_00001

En la subida hacia la mina (5), podrás ir contemplando los diferentes carteles informativos referidos principalmente a los hallazgos que se han ido encontrando en diferentes excavaciones a lo largo de la historia. También dispones de una app para IOS y para Android que contiene una audioguía en español.

El sendero cruza un antiguo lugar de enterramiento que se encontró aquí por los propios mineros durante las excavaciones en la mina en 1846, Fue Johann Georg Ramsauer quien se dio cuenta de que se trataba de un cementerio prehistórico y empezó a documentar todos los hallazgos -más de 980 tumbas-. En la actualidad se han excavado unas 1500 tumbas y se estima que pueda haber en la zona hasta 5000, todas referidas al período de tiempo comprendido entre el siglo VIII y el IV a.C..

La primera parada la puedes hacer precisamente en una caseta en la que se exhibe una de ellas (6) y donde podrás observar cómo se enterraba a la gente en aquella época: el cuerpo cubierto con un sudario y los diferentes objetos -como vasijas y loza- con los que se enterraba a los difuntos.

Si sigues ascendiendo, en tu camino dejaras a tu izquierda (6), una fuente conmemorativa, diseñada en 1956 por Clemens Holzmeister, el mismo autor que construyó en Salzburgo el Großes Festspielhaus (Gran Sala de los Festivales). La fuente se ubica en el lugar donde Johann Georg Ramsauer descubrió la primera tumba. Justo enfrente, se encuentra la cabaña donde vivían las personas que se encargaban de velar por la seguridad de las personas que vivían y trabajaban aquí previniendo y evitando los desprendimientos de rocas.

Por último, antes de llegar a la mina, dejarás a tu izquierda una pequeña capilla consagrada a Santa Bárbara (7), la patrona de los mineros. Se dice que vivió sólo 29 años y que esa es la razón por la que el uniforme tradicional de los mineros lleva 29 botones.

Las visitas a la mina son guiadas y se realizan en inglés y alemán -aunque dispones de información en español si te has descargado la audioguía- y tienen un límite de 65 personas por visita. Son muy completas y divertidas. La visita, después de subir un tramo de escaleras considerable, comienza en la galería Cristina, que fue abierta en 1719 y que tiene una longitud de más de 300 metros.

Hallstatt viajar con niños_00007

Durante el recorrido, podrás ver películas que explican el origen del yacimiento de sal; bajar por el tobogán que dicen que anuncian como el más largo del mundo; disfrutar de un bonito espectáculo de luces sobre un lago subterráneo; conocer las circunstancias del hallazgo del hombre de la sal, un hombre atrapado en una avalancha y que fue encontrado perfectamente conservado en 1734 entre la sal.

Hallstatt viajar con niños_00005

También podrás ver la escalera de madera mejor conservada y más antigua de Europa, descubierta en 2003; saber cual es el significado del saludo tradicional de los mineros, “Glück auf!” y, finalmente subir por un curioso tren que te sube de vuelta a la superficie. Recuerda llevar ropa de abrigo ya que la temperatura está en torno a los 8 °C así como calzado cómodo.

Hallstatt viajar con niños_00008

En función de la hora a la que hayas realizado la visita, una muy buena opción para comer es en la terraza del restaurante (8) que hay en la Torre de Rudolf.

Desde allí, puedes bajar a través del funicular de nuevo hacia el pueblo de Hallstatt. No olvides conservar tus billetes tanto para el acceso a la mina como para el descenso en funicular. Si los has perdido, no desesperes ya que cabe la posibilidad de regresar al pueblo caminando.

El encantador pueblo de Hallstatt.

Si decides no subir a las minas de sal, te recomendamos igualmente que dejes el coche en cualquiera de los dos aparcamientos (1) y (2) que te hemos referenciado en el mapa.

La ruta por el pueblo de Hallstatt comienza en la Oficina de Turismo (3), donde podrás adquirir, previo pago de una fianza, unas audioguías que te explican la historia de la ciudad a lo largo de una serie de puntos señalizados en las paredes de los edificios. Si te alojas en Hallstatt o en el pueblo vecino de Obertraun, también podrás adquirir aquí la tarjeta regional de Salzkammergut, acreditando el alojamiento debidamente.

Hallstatt viajar con niños_00015

Una vez te adentras en la ciudad puedes optar entre hacerlo por la Seetraße, abarrotada de gente y de tierras de recuerdos o subir por el callejón de Doktor Friedrich Morton Weg (4). Tal vez por la pequeña cuesta inicial disuade a los turistas de entrar pero, indudablemente, te va a permitir disfrutar de un sabor más genuino de la ciudad y de unas mejores vistas al estar más elevado que Seetraße, sin necesidad de subir a la calle superior Hallberg, que se encuentra a más altitud.

Hallstatt viajar con niños

El callejón, dejando a la izquierda el Hotel, desemboca en la Oberer Marktplatz para a continuación llegar a la ya clásica plaza del mercado de Hallstatt, la Marktplatz (5), reconstruida tras el incendio que tuvo lugar en 1750, que mató a cuatro personas y destruyó importantes edificios. Preside el centro de la plaza una estatua de la Santísima Trinidad, construida en 1743, poco antes de que el incendio tuviera lugar.

Hallstatt viajar con niños_00016

El siguiente punto de la parada es la iglesia protestante (6), cuyo campanario es la seña de identidad de cualquier fotografía que se haga de la ciudad. Construida en 1863 al estilo neogótico, la iglesia permitió a los protestantes de Hallstatt practicar su religión desde que, a finales del siglo XVIII, el emperador Joseph II aboliera la prohibición que se lo impedía.

Hallstatt viajar con niños_00009

Justo detrás de la iglesia, al borde del lago hay un pequeño jardín (7) con unos columpios, donde los más pequeños podrán descansar y relajarse un rato a la vez que los más mayores disfrutan de las vistas. Enfrente del jardín, se encuentra el servicio de alquiler de embarcaciones (8). Quizás sea el momento de alquilar un pequeño bote con motor eléctrico para ver la ciudad desde otra perspectiva o quizás lo puedas dejar para sólo adelante.

De la esquina opuesta a la iglesia, justo por donde discurre el arroyo, sale un callejón (9), a través del cual podrás llegar a unas escaleras cubiertas (10), que suben hasta la iglesia católica (11). En la subida podrás desviarte un par de veces para poder tener bonitas panorámicas de la ciudad.

La iglesia de estilo gótico fue construida en el siglo XVI sobre otra anterior del siglo XII de estilo románico. La talla gótica del Cristo crucificado y el altar de estilo neogótico son muy bonitos. La torre es el único vestigio de la iglesia original del siglo XII, pero, tras el incendio de 1750, se completó en estilo barroco.

Hallstatt viajar con niños_00010

El cementerio (12) rodea toda la iglesia y, pegado a la montaña, se encuentra el osario (13). La razón de ser del osario, que existe desde el siglo XII, era la falta de espacio en el pueblo para enterrar a la gente, de forma que transcurrido un tiempo -entre diez y veinte años- se exhumaban los restos y se limpiaba el cráneo del fallecido y se conservaba en el osario. Todas las calaveras -unas 1200- están pintadas representando diferentes simbologías -el amor, la vida, la gloria-. El último cráneo que entró en el osario perteneció a una señora que murió en 1983 y que aún conserva un diente de oro. Quien quiera que su cráneo permanezca en el osario, debe mencionarlo en su testamento.

Hallstatt viajar con niños_00012

El último punto de la ruta (14) te permitirá obtener una panorámica muy bonita, quizás la más reproducida del pueblo en todos los medios y redes sociales, para que te lleves buen recuerdo de la ciudad.

Hallstatt viajar con niños

Si se te ha hecho tarde, en tu camino de vuelta podrás parar en el restaurante del hotel Gasthof Simony (15), un hotel que data del siglo XV y que cuenta con una terraza muy agradable para poder tomar algo y que además cierra más tarde que la media. Al salir del pueblo también podrás parar en alguna de las tiendas de recuerdos que te encontrarás en el camino. Antes, a tu derecha, dejarás una placa conmemorativa de los vecinos caídos durante las dos guerras mundiales (16).

Recuerda el horario de cierre de la Oficina de Turismo si has cogido una audioguía y que las mismas grabaciones las puedes oír en tu móvil -sólo en inglés o alemán- a través de la página web de Hallstatt.

Un comentario sobre “Hallstatt

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: