Saint Augustine

Saint Augustine no deja de ser una rareza en un estado como el de Florida, conocida por sus parques temáticos, sus campos de golf o sus resorts. En un mundo tan moderno y artificial, Saint Augustine es un pequeño oasis de historia que podrás aprovechar para que los más pequeños puedan conocer un poquito más sobre el descubrimiento del Nuevo Mundo.

Después de que Ponce De León descubriera Florida en 1513, Felipe II envió a Pedro Menéndez de Avilés a establecerse allí para proteger los navíos españoles que, siguiendo la corriente del Golfo de México, atravesaban la costa de Florida en su camino de regreso a España. Después de expulsar de Florida a las guarniciones francesas que se habían instalado allí, Pedro Menéndez de Avilés, junto con otros 700 españoles, fundó la ciudad de Saint Augustine en septiembre de 1565. Desde entonces se ha convertido en la ciudad más antigua de los Estados Unidos que sigue habitada.

Puedes dejar el coche en el aparcamiento cubierto (1) ubicado justo enfrente del centro de visitantes (2). El aparcamiento tiene tarifa plana diaria. En el centro de visitantes, te pueden dar información sobre los diferentes puntos de interés y actividades recomendadas para niños.

El primer punto de la visita puede ser el Castillo de San Marcos (3), que en realidad es un fuerte militar. La construcción del castillo se inició en 1672 y duró 23 años. El material empleado fue la coquina, una roca de origen marino muy fácil de trabajar para los artesanos y muy resistente a los disparos de los cañones. El castillo está ahora gestionado por la Red de Parques Nacionales, que ofrece visitas guiadas con rangers, aunque también la puedes hacer por tu cuenta con la información que te proporcionan al entrar y los paneles informativos que te encuentras a lo largo de la visita. También ofrecen demostraciones con armas los fines de semana a determinadas horas del día.

Si tienes el pase anual de la Red de Parques Nacionales, la entrada te saldrá gratuita.

El recorrido es muy sencillo y te va llevando por las diferentes estancias del fuerte a la vez que te va explicando cómo era la vida en el castillo, las diferentes etapas de dominio español y británico de la ciudad hasta que finalmente pasó a los Estados Unidos y la historia de los diferentes protagonistas del pasado de Saint Augustine.

Desde allí, te puedes dirigir a la calle peatonal de St. George, comenzando el recorrido en las Old Gates (4), las puertas que se encuentran al norte de dicha calle. Fueron construidas en 1808, durante la última reconstrucción del muro defensivo que se extendía desde el Castillo de San Marcos, al este, hasta el río San Sebastián, al oeste. Las puertas son uno de los últimos vestigios que quedan de dicho muro. Justo al lado de las puertas, paran varios trenes turísticos que recorren los puntos más representativos de la ciudad. Te dejamos la reseña de Red Train Tours y de Old Town Trolley Tours.

Justo al lado de la entrada a la calle, está ubicada la antigua escuela (5). Se trata de un edificio que se anuncia como la escuela de madera más antigua de los Estados Unidos. Los primeros registros de la escuela datan de 1716. El edificio alberga la clase en la planta baja, la vivienda del maestro y su familia en la planta alta y la cocina, que está separada del resto por el riesgo de incendio.

A lo largo de la calle, vas a encontrar multitud de tiendas de recuerdos y numerosos restaurantes, en los que te podrás entretener hasta llegar a la Plaza de la Constitución (6), en la que se localiza, la Casa del Gobernador (7), construida en 1598 para albergar la sede administrativa de la ciudad y la residencia del propio gobernador de la colonia hasta que Florida fue cedida a los Estados Unidos. Justo enfrente se levanta la Basílica de San Agustín (8), la iglesia católica de la ciudad cuya construcción se inició en 1793.

Otro edificio muy llamativo al que se accede desde la Plaza de la Constitución es el Flagler College (9), un edificio que en su momento fue un hotel, el Hotel Ponce de Leon, inaugurado en 1888. Propiedad de Henry Flagler, un adinerado hombre de negocios de la época, fue considerado como uno de los mejores hoteles del momento. En 1968 se convirtió en la escuela universitaria que es hoy.

De la Plaza de la Constitución sale también otra calle peatonal, Aviles St., a través de la que podrás llegar a la casa más antigua de la ciudad, reconvertida en museo. Pero la distancia hace más que recomendable que cojas de nuevo el coche para dirigirte al pequeño aparcamiento que hay habilitado al lado de la casa (10) y desde allí acceder al Museo (11).

La casa data del s. XVII y es la casa más antigua que se conserva de la ciudad. Se abrió para para visitas en el 1890 y fue comprado por la Sociedad Histórica de Saint Agustine en 1918. Sus diferentes estancias y el museo sólo se pueden visitar a través de los tours guiados que se programan cada media hora.

Un comentario sobre “Saint Augustine

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: