Johannesburgo

La ruta por Johannesburgo la puedes comenzar en Constitution Hill (1). En 1893 se construyó una prisión de máxima seguridad en ese lugar. Posteriormente en 1896, rodeando la prisión se construye un cuartel militar, que estuvo operativo hasta 1902, fecha en la que también se comenzó a utilizar como cárcel. Tras sucesivas ampliaciones, acabó albergando dos más: las secciones cuarta y quinta, abiertas en 1904 para los prisioneros negros, y la cárcel de mujeres, añadida en 1910, quedando el fuerte original para los reclusos blancos. Cientos de personas fueron encarceladas aquí, hasta 1983, año en el que cerró (todos los reclusos fueron trasladados a la cárcel de Diepkloof). Se dice que Nelson Mandela visitó la cárcel primero como abogado, luego como recluso y, finalmente, como presidente de Sudáfrica. Mahatma Ghandi también estuvo prisionero aquí.

La visita comienza en el centro de visitantes de la sección cuarta (2), enfrente de una de las torres que quedan de edificio llamado Awaiting Trial Block, que ahora alberga un monumento conmemorativo de la democracia instaurada en 1994 (3). La sección cuarta es la que más interés puede suscitar. Un vídeo introductorio te permite tener una visión general del origen de la prisión y de muchas de las consecuencias del Apartheid. Después de ver la proyección, puedes dar un paseo por los diferentes departamentos de la cárcel que se distribuyen en torno a un patio central para ver donde dormían los reclusos, las celdas de aislamiento o las letrinas. Existen varios paneles informativos que muestran detalles de la vida en la prisión y algunas exhibiciones como la de “Mandela Ghandi”, que se refiere a la vida de ambos.

De la sección cuarta te puedes dirigir al Tribunal Constitucional de Sudáfrica (4), dejando a la izquierda las Escaleras Africanas (5).

En la actualidad, Constitution Hill alberga la sede de dicho tribunal, que se reunió por primera vez el 15 de febrero de 1995 para decidir sobre su primer caso: la inconstitucionalidad de la pena de muerte.

Como curiosidad hay que señalar que algunos de los muros del Tribunal se construyeron con ladrillos procedentes del Awaiting Trial Block, que se demolió cuidadosamente, casi ladrillo a ladrillo, con dicho propósito. Estos muros se encuentran en el vestíbulo del Tribunal, la sala de vistas, justo detrás de las sillas de los jueces y en las Escaleras Africanas. A la entrada de la sala de vistas, existe una escultura que según el ángulo desde donde mires, te permite ver el perfil de un rostro que ya te debería resultar familiar. Párate también delante de la enorme puerta de madera que da entrada al tribunal donde se recogen los veintisiete derechos fundamentales que recoge la Constitución de 1994.

Se organizan visitas guiadas de una o dos horas en inglés. Si lo haces a tu aire, te puedes descargar la app para IOS y para Android.

Desde allí te puedes dirigir al antiguo distrito financiero (conocido con las siglas CBD). En tu camino, puedes pasar por el Gold Miner’s Monument (6), una escultura de 1964 que conmemora el descubrimiento en 1886 de la primera mina de oro de la ciudad, concretamente en Langlaagte. Si te fijas bien, la vara que sostienen los mineros apunta al lugar donde se descubrió dicha mina.

En tu camino, dejarás a tu derecha el puente de Nelson Mandela (7), de color blanco, construido en 2003 con el propósito de conectar la parte antigua y la parte más nueva de la ciudad.

En el distrito financiero se encuentra el Carlton Centre (1973, 222,5 metros), el edificio más alto de África (8), desde donde podrás tener una panorámica de toda la ciudad.

Al sur, podrás observar un área repleta de antiguas minas de la ciudad, fundamentalmente de uranio y oro. En esa zona puedes comprobar que no hay edificaciones en altura, debido a las excavaciones realizadas para las minas en el subsuelo.

Al oeste podrás observar la plaza donde se encuentra el antiguo ayuntamiento de la ciudad (9), construido en 1914 en la Plaza del Comercio (10), que data a su vez de 1889. Al norte podrás ver los otros dos edificios más altos de Johannesburgo, Marble Towers (1973, 152,1 metros) (11) y Ponte Tower (1975, 172.8 metros) (12). Este último, como consecuencia del deterioro causado por los residentes y el índice de criminalidad, ha quedado totalmente deshabitado. Da la sensación de que el tiempo se hubiera detenido en los años 90. El propio mirador del Carlton Centre tiene las cafeterías y los comercios totalmente cerrados y abandonados y en la base, como no te fijes bien, apenas eres capaz de distinguir la entrada a los ascensores que te llevan arriba. El edificio antes albergaba un hotel de la cadena Carlton que también sigue cerrado. La sensación de abandono es notable.

Se podría decir que desde que se puso fin al Apartheid, esta zona fue el destino de mucha gente desfavorecida y sin empleo que lo eligió para fijar aquí su residencia, lo que inevitablemente elevó la delincuencia y el nivel de inseguridad. Las familias y los negocios que antes radicaban aquí se trasladaron al norte, especialmente a Rosebank y a Sandton City. En Sandton City podrás encontrar varias opciones de alojamiento, como el Hotel Intercontinental (13) y centros comerciales como el de Sandton (14) o Nelson Mandela Square (15).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: