Consejos para viajar a Sudáfrica

Requisitos de entrada

Para entrar en el país, basta con que tengas el pasaporte en vigor y que disponga de, al menos, 2 páginas en blanco. Su fecha de caducidad debe ser, como mínimo, 30 días posterior a la fecha de salida del país.

Los menores de edad deben estar provistos de su certificado literal de nacimiento y, en caso de que viajen sólo con uno de los progenitores, deberán llevar una declaración jurada y copia certificada de los documentos de identidad del progenitor que no acompañe al menor. Todo deberá estar traducido al inglés, si bien existen certificados de nacimiento plurilingües que también son suficientes.

Seguridad ciudadana

Sudáfrica sigue siendo una zona muy insegura. Sus principales ciudades tienen un alto índice de criminalidad, especialmente Durban, Ciudad del Cabo o Johannesburgo. Fuera de los lugares concretos más turísticos, se ven pocos extranjeros (y menos aún con niños) paseando por la ciudad. Incluso el hecho de estar esperando en una parada de autobús (p.e. el autobús turístico que circula por la ciudad) puede llegar a ser peligroso, dependiendo de las zonas en las que se hallen.

Aunque las infraestructuras son buenas, son varios los factores que desaconsejan que viajes en tu propio coche. Existen muchas zonas donde no deberías entrar, especialmente en las proximidades a las ciudades o cerca de las favelas que existen en el país. No se recomienda conducir por la noche y Sudáfrica es un país en el que anochece muy pronto. En cada cruce te vas a encontrar con gente que se acerca a ti para pedirte u ofrecerte cosas, a lo que se une que en las autovías puedes encontrarte personas que caminan y cruzan a veces en condiciones de visibilidad baja. Muchos conductores no tienen permiso de conducir por lo que las infracciones y la conducción imprudente son más frecuentes de lo normal. Todo eso puede hacer que la experiencia del viaje se acabe empobreciendo mucho y no disfrutes como deberías.

¿Cómo me organizo el viaje?

Viajando con niños y teniendo en cuenta las condiciones de seguridad, lo mejor es que no te la juegues y contrates un guía o te dejes en manos de alguna agencia de viajes local para que te ayude a organizar los alojamientos, los safaris o los desplazamientos y te pueda ayudar con algún imprevisto.

Te dejamos la reseña de Africa Sol Safaris, una agencia que opera desde Johannesburgo y que te puede organizar visitas a Ciudad del Cabo así como a los parques y a las reservas privadas del país, centros de recuperación y rehabilitación de animales. Incluso te puede orientar en alguno de los programas de voluntariado en algunos de esos centros de conservación.

Salud

Deberás contratar un seguro médico. En cuanto a la tarjeta de vacunación, Sudáfrica no exige ninguna vacunación específica. Sin embargo, hay zonas de malaria, fundamentalmente aquellas que lindan con Botsuana y Mozambique, incluyendo así el Parque Nacional de Kruger, por lo que deberás realizar la profilaxis para viajar sin riesgos, si vas a visitar alguna de esas zonas. No obstante, existen muchos parques nacionales y reservas privadas libres de malaria repartidos por todo el país.

En las zonas de malaria, el riesgo mayor existe, sobre todo, durante la temporada de lluvias, de noviembre a abril. No olvides llevarte tu repelente para insectos tanto para la piel como para la ropa. Especialmente al atardecer y al amanecer, lleva ropa que cubra todo tu cuerpo (pantalón y manga larga) de forma que sólo necesites el repelente en manos y cara. Estas precauciones te pueden venir bien incluso en reservas y parques clasificados como libres de malaria

Por último, recuerda beber sólo agua embotellada, sin hielo.

¿Parque nacional o reservas privadas?

La primera decisión que deberás tomar a la hora de organizar tu viaje a Sudáfrica es la de visitar un parque nacional o una reserva privada. A la hora de elegir, ten en cuenta que por regla general el principal objetivo de tu viaje será no sólo tener el mayor número de encuentros con animales salvajes en libertad sino también recibir el mayor número de explicaciones sobre lo que está sucediendo en esos momentos.

La Red de Parques Nacionales de Sudáfrica gestiona 19 parques en todo el país, entre ellos el Parque Nacional de Kruger. En los parques nacionales, el alojamiento es más barato y menos lujoso, y en general, llegas en tu propio vehículo y conduces tú mismo. El número de vehículos no está limitado, por lo que a veces puedes encontrarte incluso con atascos, especialmente cuando hay algún avistamiento de felinos. A ello se une que si viajas en tu vehículo, ni estás acostumbrado al entorno ni conoces las costumbres de los animales por lo que las posibilidades de tener un encuentro con ellos son menores y los riesgos de sufrir un ataque son mayores. Si decides ir a un parque nacional, hazlo siempre de la mano de algún ranger especializado.

En las reservas privadas la entrada y el alojamiento son más caros, pero también incluyen mejores servicios:

  • En el precio del alojamiento se incluyen las comidasno las bebidas– y la posibilidad de disfrutar piscinas privadas, spas u otras instalaciones deportivas e, incluso, campos de golf en las proximidades. En ocasiones, los servicios adicionales pueden llegar a incluir paseos a caballo, a pie, en globo o helicóptero por lo que se multiplican las posibilidades de ocio.
  • Las expediciones son conducidas por rangers especializados, que en ultima instancia son la clave para que tu experiencia de viaje sea satisfactoria. Se limita el número de personas por vehículo y el número de vehículos en la reserva. Estos rangers están perfectamente formados para seguir el rastro de los animales, lo que aumenta las posibilidades de avistamiento. Y conocen el lenguaje corporal de las diferentes especies, por lo que te van a indicar cómo debes comportarte en caso de un encuentro con cada uno de los animales
  • Pueden incluir safaris nocturnos, lo que permite ver más especies u oportunidades de ver a los felinos cazando.
  • Pueden tener pista de aterrizaje o helipuertos, lo que permite desplazamientos directos desde el aeropuerto de Johannesburgo. El aterrizaje puede ser una aventura en sí mismo.
  • La entidad que gestiona la reserva es la que se encarga de coordinar todos los servicios -alojamiento, comidas, servicios adicionales, rangers, etc- lo que te facilita mucho las cosas, en caso de que tengas algún problema.
  • Algunas de estas reservas son zonas clasificadas como libre de malaria, lo que te da mucha tranquilidad a la hora de viajar con niños, más imprudentes a la hora de tomar precauciones frente a las picaduras de mosquito.

Si a ello le unes la posibilidad de que en muchas de ellas también puedes ver los llamados big five, el resultado es que las reservas son una opción muy a tener en cuenta si quieres adentrarte con niños en la naturaleza sudafricana sin riesgo a contraer la Malaria. Eso sí, antes de embarcarte, ten en cuenta que, para disfrutar de los safaris, te exigirán normalmente que los niños tengan una edad mínima, entre los 6 y los 8 años. Esto es lógico ya que pasas mucho tiempo en el Jeep y puede que los más pequeños se acaben o cansando o aburriendo. De la misma forma, los niños más pequeños son los que tienen un comportamiento más impredecible y no debes olvidar que un safari no deja de ser una experiencia peligrosa.

Ropa para los safaris

A la hora de elegir tu ropa para tu safari, ten en cuenta que los vehículos de los rangers son totalmente descubiertos y que los safaris empiezan por la mañana muy temprano y terminan al anochecer por lo que debes abrigarte mucho. No es exagerado que los niños lleguen a llevar ropa térmica. Añade además un chubasquero, si vas en temporada de lluvias.

Consejos para tu cámara de fotos

Sin ser especialistas en fotografía, nos permitimos la licencia de dejarte unas cuantas recomendaciones para que puedas inmortalizar todos tus encuentros con la naturaleza salvaje.

No olvides llevar un buen objetivo que te permita acercarte lo suficiente a los animales para tomar buenas fotografías -p.e. un 30-110 puede ser suficiente-. A partir de ahí, cuanto mejor sea el objetivo, mejores fotos podrás tomar. Recuerda que estos objetivos no te valdrán para poder tomar fotos de paisajes, por lo que tendrás que llevar otro objetivo para este fin -p.e. un 10-30 es bastante-. Existen objetivos polivalentes -p.e. un 10-100- que te permitirán no tener que cambiar de objetivo cuando quieras cambiar el motivo de la fotografía.

Familiarízate con el uso de la cámara antes de empezar a usarla y haz todos los ajustes que sean necesarios en casa.

Salvo que seas de los que utilizas la cámara en modo automático, las condiciones de luz van a ir cambiando a lo largo del safari por lo que debes ajustar la configuración de la cámara cada vez que tengas tiempos muertos. Nunca sabes cuando puede saltar un animal.

La mayor parte del tiempo la vas a pasar en el coche por lo que te resultará muy incómodo un trípode para estabilizar la cámara. Sin embargo, un monopie te puede ser muy útil cuando quieras hacer fotografías en malas condiciones de luz.

Lleva algo que te permita proteger la cámara de la lluvia y cuida bien los objetivos para que no les entre polvo durante el camino. Y por último, lleva siempre una batería de recambio y una tarjeta de memoria adicional ya que nunca sabes cuando las vas a necesitar.

Tarjeta Wild Card

Si vas a realizar un viaje largo por Sudáfrica y te has decantado por la opción de los parques nacionales, te puede interesar la Wild Card, una tarjeta que te permite entrar a todos los parques y reservas adheridos al programa durante todo un año. Si vas en familia, la tarjeta te cubre hasta siete personas, incluyendo en el grupo, cómo máximo, dos adultos. En la página web de la Red se encuentra toda la información.

Devolución de IVA

La legislación sudafricana permite obtener la devolución del IVA (15% del precio) de todos los productos que compres en Sudáfrica y que superen los 250 Rands (poco más de 17 euros). Respecto de los servicios, como transporte o alojamiento, no se permite dicha devolución. Guarda las facturas y asegúrate de que en ellas aparece el número de identificación fiscal del vendedor. Si es así, podrás obtener la devolución en los mostradores de tax refunds que hay en los aeropuertos. En cualquier caso, si vas a hacer compras por importes elevados, lo mejor es que consultes en la página web de la autoridad tributaria de Sudáfrica, la South African Revenue Service (SARS).

Propinas

Normalmente no van a estar incluidas en el precio y, según la costumbre, oscila entre el  10 y el 15%

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: